Experiencia: Una visita al Museu de l'eròtica de Barcelona

En medio de Las Ramblas, en el corazón de la Ciudad Condal, se esconde el museo más cautivador de toda Barcelona: el Museu de l'eròtica. A lo largo de sus trece salas, este museo recoge no solo objetos representativos del erotismo sino también de toda su historia desde el inicio de los tiempos.


  

Subes unas elegantes escaleras iluminadas y llegas a la recepción. Consigues tu entrada, te invitan a una copa de vino y empiezas el recorrido que te va a llevar desde los orígenes de la humanidad hasta nuestros días a través de la historia, las culturas y el arte. 


El Museu de l'eròtica cuenta con más de 800 piezas repartidas en 14 salas. La verdad es que todo el museo es increíble, pero me gustaría destacar las que más me han gustado: 



  • Erotismo oriental: Esta sala muestra las pinturas shunga, unas obras que representan el acto sexual de una forma muy peculiar. Me encanta pasearme por esta sala y observar con detalle las shunga, que también fueron coleccionadas por artistas como Picasso, Klimt, Degas o Van Gogh. 
  • Videocolección erótica del rey Alfonso XIII: Se trata de una sala pequeña y oscura con un taburete para que tomes asiento y disfrutes de los cortometrajes grabados para el rey Alfonso XIII. Estos materiales fueron grabados en el barrio chino de Barcelona hacia 1926. Me parece alucinante cómo ha cambiado el erotismo junto con el cine: gestos, detalles, prácticas... Y poder ver lo que se hacía en la cama casi 100 años después es un lujo al alcance de muy pocos. 
  • Cultura pin-up: Además de poder ver la fotografía que llevó a Marilyn Monroe a la fama, el museo ofrece visitas guiadas con la mismísima Marilyn, quien te saludará desde el balcón nada más llegar. 
  • Grandes genios de la pintura: Gracias a las reproducciones de cuadros que han marcado la historia del arte, iremos conociendo poco a poco a los distintos artistas que han abordado la sexualidad sin tapujos como Klimt, Goya o Rubens. 
  • Arte contemporáneo y exposiciones temporales: ¿Y qué hay de los artistas actuales? Ellos también tienen su hueco en el Museu de l'eròtica. Igual que es muy curioso ver cómo se representaba la sexualidad antiguamente, también resulta muy sorprendente ver cómo la plasman los artistas contemporáneos. 
  • Aquí también se encuentra mi zona favorita del museo: una estantería con fragancias que cuentan historias. Hay diferentes tarros de cristal, todos imitando el pecho femenino, bajo los cuales se esconde una fragancia única. Cada fragancia tiene su propia historia, ya lo verás. Se trata de una exposición original que despertará tus sentidos y te despedirá del museo en condiciones. 





La estantería de la que os hablaba, mi favorita. Cada copa esconde una fragancia y una historia

Hay otras salas con exposiciones, como la sala de fetichismo y sadomasoquismo (que tiene una inquietante "silla del placer" e imágenes reales de décadas anteriores) o la sala de récords sexuales, con los datos más alucinantes que puedas encontrar. 

  

Una vez termines el recorrido, puedes tomarte un café en el jardín erótico, un espacio donde encontrarás tranquilidad y erotismo escondido en todos los rincones. Es un lugar increíble que te invita a la reflexión y el autoconocimiento de uno mismo y de los límites de su propia sexualidad, así que no olvides pasarte. 


Antes de irte, pásate por la tienda del museo para echarle un ojo al merchandising y a otros productos eróticos como vibradores o lencería que puedan suscitar tu interés. Asimismo, podrás encontrar los productos de Adrien Lastic de los que os he hablado en más de una ocasión. 

En definitiva: visitar el Museu de l'eròtica es sinónimo de diversión, elegancia, erotismo y sensualidad. Considero que ir a verlo es imprescindible, al menos una vez, aunque te aseguro que te quedarás con ganas de más. Puedes ir tanto solo como acompañado; con visita guiada por Marilyn, con audioguía o sin ella; tomarte tu tiempo o ir a tus salas favoritas... seguro que lo disfrutarás tanto como yo. 


¿Has ido alguna vez al museo? ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Qué colección dirías que es tu favorita? 

¡Hasta pronto!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me has leído en...